VENEZUELA: RECONVERSIÓN A BOLÍVARES FUERTES (I)

 

En la frontera con Venezuela, se vive a diario las incertidumbres que origina el cambio entre el triángulo Dólar-Peso-Bolívar, que determinan las condiciones de intercambio de bienes y servicios entre agentes económicos de las dos naciones.  Son diferentes los tipos cambios oficial y no oficial.  Este fenómeno tiene varias explicaciones, algunas de ellas se tratarán en este estudio.

 

En los siguientes artículos abordaremos este tema en tres vías: El fenómeno cambiario actual, la reconversión y finalmente la presentación en los estados financieros de las compañías venezolanas.

 

En la tabla 1, se muestran los precios del triangulo Dólar-Peso-Bolívar y su conversión según el tipo de cambio oficial y el no oficial, tomando como referencia el patrón del dólar para tener una base de comparación. La divisa norteamericana en el mercado no oficial, se cotiza más del doble del oficial en el caso de Venezuela, mientras que en Colombia, este margen de negociación oscila entre 200 y 300 pesos colombianos. Esta diferencia se explica en parte por el fuerte control cambiario establecido por el gobierno venezolano.

 

TABLA 1: TRIANGULO DÓLAR-PESO-BOLÍVAR

A SEPTIEMBRE 28 DE 2007 (venta)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MONEDA DESTINO

 

 

Tipo cambio

DÓLAR

PESO

BOLÍVAR

MONEDA ORIGEN

DÓLAR

Oficial

1,00

2.013,18

2.150,00

No oficial

1,00

1.910,00

5.110,00

PESO

Oficial

0,000497

1,00

1,06330366

No oficial

0,000524

1,00

2,27272727

BOLÍVAR

Oficial

0,000465

0,94046512

1,00

No oficial

0,000196

0,44

1,00

 

Existe una alta correlación entre la diferencia del dólar negro y el oficial (Bs 2.150 VS Bs 5.110) en Venezuela, con el cambio del Bolívar no oficial en frontera frente al peso ($ 0,94046512  VS $ 0,44), aunque las distancias entre los dos tipos cambios no son simétricos, lo cual insinúa un componente de volatilidad por especulación en la frontera. 

 

Quien gana y quien pierde con el cambio no oficial?  Un principio elemental de economía consiste en que si alguien gana, otro pierde lo que el primero ganó.  En este caso, la divisa de Venezuela está depreciada con relación al peso colombiano (cambio no oficial) y con relación al dólar (cambio no oficial).

 

Significa que los bienes “dentro” de Venezuela son más baratos si se compraran con pesos ó dólares (efectuando el cambio a bolívares en el mercado no oficial) y los bienes “fuera” de Venezuela son más caros si se compraran con Bolívares (efectuando el cambio a pesos o dólares en el mercado no oficial). En otras palabras, no es negocio para un venezolano ir a comprar bienes o servicios a Cúcuta (pagaría el doble por el efecto cambiario de frontera), pero si lo es para un colombiano ir a comprar bienes o servicios a San Antonio (pagaría la mitad).  Esto explica el contrabando en frontera.

 

Estas distorsiones del mercado cambiario no oficial con la divisa de Venezuela, ha degenerado en prácticas fraudulentas en el comercio binacional, principalmente el denominado “carrusel”, denunciado por el embajador de Colombia en Venezuela Doctor Fernando Marín Valencia (Ver artículo Vanguardia Liberal página de negocios Septiembre 30 de 2007).  La misma mercancía exportada a Venezuela legalmente, luego es introducida de contrabando a Colombia a la mitad o menos del precio. Lo curioso, es que una mercancía colombiana resulte siendo contrabando en Colombia, por no cumplir con el estatuto aduanero ni cambiario de los dos países.

 

Igual se puede hacer con dinero (al fin y al cabo en economía el dinero es otro bien que se puede intercambiar).  El carrusel es el siguiente. Consignar en cuenta bancaria de un banco en Venezuela (Bolívares), luego retirar en Colombia de la misma cuenta de Venezuela (convertida a pesos al cambio oficial), luego convertir a Bolívares en el mercado no oficial en Colombia y luego consignar (los Bolívares) legalmente en Venezuela.  Algunos bancos locales han establecido control de retiros en cajeros electrónicos por este fenómeno.

 

En Venezuela existe un estricto control de consumos con tarjetas de crédito. Los usuarios que excedan el monto máximo permitido para consumos en divisas con dichas tarjetas, inmediato son bloqueados.  En el caso de que el sobregiro corresponda al anterior Régimen Cambiario 1994 -1996, el reintegro de divisas consumidas en exceso debe ser subsanado, para lo cual deben dirigirse a una división de fiscalización del Ministerio de Finanzas,  solicitar corte de cuenta y manifestar expresamente el reintegro de divisas por consumos en exceso de lo permitido legalmente.

Si la situación de sobregiro se efectúo en la actual administración de divisas, el usuario debe seleccionar la sección Biblioteca de la página web de Cadivi, a través de la cual podrá acceder al Instructivo para realizar el pago del exceso.

 

Control cambiario a través del Cadivi

 

El origen del control cambiario en Venezuela se remonta a principios del 2002 cuando según el gobierno del vecino país, existieron factores externos, manejados por sectores políticos y económicos, contrarios a los planes de recuperación trazados por el Gobierno Nacional, los cuales pusieron freno y colocaron en franco retroceso la economía venezolana: Golpe de Estado del 11 de abril, fuga de capitales, especulación, evasión fiscal y un paro con sabotaje a la industria petrolera, principal fuente de ingresos del país.

Frente a los riesgos no deseados por manipulaciones perversas del mercado cambiario, el Gobierno de Venezuela decidió tomar una medida económica, consistente en establecer un régimen de control cambiario, tras un convenio suscrito por el Ministerio de Finanzas, en representación del Ejecutivo Nacional y el Banco Central de Venezuela, a través de la Comisión de Administración de Divisas, Cadivi.

 

Un control de cambio es un instrumento de política cambiaria que consiste en regular oficialmente la compra y venta de divisas en un país. De esta manera, el Gobierno interviene directamente en el mercado de moneda extranjera, controlando las entradas o salidas de capital.

 

El control de cambio no es bueno o malo por sí mismo. Su efectividad depende de las causas que lo hacen necesario, de los objetivos de su aplicación y de la forma en que opere en la práctica.

 

Lo puede ocasionar situaciones de alta inestabilidad que amenacen la seguridad económica de una nación, siendo algunas de ellas:

• Una fuerte pérdida de reservas internacionales.
• Una aceleración de la devaluación de la moneda nacional, producto de una precipitada salida de capitales y de movimientos especulativos.
• Una crisis bancaria o financiera.
• Una situación de conmoción política y social que amenace la estabilidad del país, como por ejemplo una declaratoria de guerra. (Fuente: http://www.cadivi.gov.ve/cadivi/cadivi.html)

 

El efecto de este control sobre el mercado de divisas en Venezuela, es la disposición de los agentes económicos informales a pagar mas del doble por un dólar, con un sacrificio muy alto, pero que se ha sostenido y acentuado en los últimos 6 meses. De endurecer algunas medidas económicas el vecino país, podría aumentar la distancia entre los tipos de cambio oficial y no oficial.

 

En el siguiente artículo se explica el proceso de reconversión al Bolívar Fuerte (Bs.F.), que ya comenzó a aplicarse de manera ilustrativa a partir del primero de octubre de 2007 en Venezuela, efectos en la frontera, y finalmente la presentación de los estados financieros.

 

 

Cordialmente,

 

 

GABRIEL VASQUEZ TRISTANCHO

Columnista Vanguardia Liberal

Socio impuestos Baker Tilly Colombia

 

E-mail: [email protected]

 

Bucaramanga, 1 de Octubre de 2007